Inicio DESTACADOS Diáspora venezolana ve con preocupación cambios en enfoque de México hacia régimen...

Diáspora venezolana ve con preocupación cambios en enfoque de México hacia régimen de Maduro

93
0
Compartir

Representantes de la diáspora venezolana expresaron desasosiego por el anuncio del gobierno de  México en el que señala  que promoverá la  “no intervención” en Venezuela, lo que podría debilitar los esfuerzos de la comunidad internacional por ayudar al país sudamericano a rescatar su democracia.

“Nos preocupa y estamos actuando en México, a través de voceros allá, para tratar de que la actual línea se mantenga (el apoyo de México a los venezolanos que oponen al régimen chavista)”, dijo el presidente de la organización Venamérica, Luis Corona, con sede en Miami, en una entrevista con el Nuevo Herald.

Lo que se perfila como un cambio en la política exterior mexicana con el nuevo gobierno del presidente electo de México, el izquierdista Andrés Manuel López Obrador (AMLO), fue anunciado por Marcelo Ebrard propuesto para la cancillería de ese país y cuya designación debe ser ratificada por el Senado.

Ebrard dijo en una entrevista con la emisora Radio Fórmula que su nación tendrá una política de “no intervención” en asuntos externos.

Con respecto a Venezuela enfatizó “vamos a ser respetuosos de la no intervención; esto no quiere decir que no nos preocupa la situación en otros países. Vamos a ver cómo diseñamos o cómo podemos contribuir de la mejor manera”.

México, bajo el gobierno del presidente saliente Enrique Peña Nieto, ha tenido una participación activa en el marco de llamado Grupo de Lima en la búsqueda de una solución regional a la crisis política y humanitaria de Venezuela.

Los países miembros del Grupo de Lima incluso se reunieron en mayo pasado en México para analizar las cuestionadas elecciones presidenciales en las que el gobernante Nicolás Maduro resultó reelecto y el propio canciller mexicano Luis Videgaray leyó el comunicado conjunto en el que se condenaba al “régimen autoritario” de Venezuela.

Esa posición fue elogiada por Venamérica en una carta enviada a Peña Nieto el viernes pasado.

“Su decidida política en los organismos internacionales para reivindicar los conceptos y práctica de los derechos humanos y la libertad, dentro el marco de la Constitución, leyes y tratados internacionales, han sido ejemplo de lo que deben ser las relaciones entre los pueblos” dijo la organización que reúne a venezolanos en la diáspora residenciados en el continente americano.

Relaciones que, detalló, deben estar por encima de “parcelas políticas, ideológicas o doctrinarias, más allá de las estrechas y desactualizadas interpretaciones del concepto de soberanía y autodeterminación de los pueblos que, las más de las veces, oculta indiferencia ante las violaciones de los valores y derechos humanos”.

También agradeció al presidente mexicano saliente el darle acogida a los venezolanos que se han visto obligados a emigrar hacia otros países por la precaria situación de su nación.

La Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) estima que dos millones de venezolanos han salido de Venezuela y se espera que a finales de 2018 esa cifra aumentará a tres millones de personas. Otras organizaciones internacionales calculan que cuatro millones han huido de ese país sudamericano.

En México, las peticiones de asilo de venezolanos se ubicaron en 4,042 en el 2017, de acuerdo con cifras de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar).

Venamérica, asimismo, envió una misiva a AMLO, quien asume la Presidencia de México el 1 de diciembre de 2018, en la que le recomienda examinar la grave crisis que atraviesa Venezuela para que entienda el gran daño que pueden causar en un país las políticas socialistas que vendió el chavismo en Latinoamérica.

“Como venezolanos hemos padecido, en los últimos 20 años, un progresivo deterioro de nuestra calidad de vida, hasta llegar a producirse en nuestra patria la mayor crisis humanitaria que haya conocido el continente, forzando una emigración por el hambre, la morbilidad, el desempleo, la quiebra de empresas productivas, la inseguridad y la violación masiva de los derechos humanos”, detalló.

Situación que Venamérica atribuye a la “aplicación de un delirio ideológico que se dio en llamar Socialismo del Siglo XXI, cuyos resultados comienzan a padecer los propios países hermanos del continente. En Venezuela se han destruido las instituciones, violentado la Constitución y desaparecido hasta el signo monetario”.

“Se da el caso que una industria petrolera nacional, ejemplo de eficiencia y productividad, dirigida, laborada, explorada y comercializada por venezolanos de todas las especialidades, hoy prácticamente desaparecida, y lo que de ella queda se encuentra en manos extranjeras, así como la totalidad de nuestra industria minera. Realidad lacerante que no deseamos para nuestro pueblo, ni para el pueblo mexicano ni ningún otro en América o el mundo”, manifestó.

Con Información de El Nuevo Herald.